Climmatic
Climmatic

Carrito Vacío

Estufas de Leña

En Climmatic podrá comprar estufas de leña tradicionales hasta los modelos más innovadores de la mejor calidad. Modelos de doble y triple combustión para una mayor eficiencia y ahorro en el consumo. Y fabricados siguiendo la normativa EcoDesign, con materiales como el acero o el resistente y duradero hierro fundido. Nuestras estufas de leña son un sistema rápido de calefacción para su hogar, que se adapta fácilmente a diferentes espacios. Disponemos de estufas rinconeras, colgantes, modulares, canalizables... Además, contamos con estufas con horno ideales para calentar y cocinar con el intenso sabor de la leña. En Climmatic tenemos un equipo de asesoramiento profesional que le ayudará a elegir la mejor estufa de leña para usted. Trabajamos con las marcas más reconocidas del sector como Bronpi o Panadero. No lo dude, consulte nuestros competitivos precios y contáctenos en caso de duda.

Currently Shopping by:
  1. Quitar este artículo Potencia Máxima: Más de 15 kW
Filtrar Resultados
Potencia Máxima
  1. hasta 8 kW (64)
  2. de 8 a 10 kW (51)
  3. de 10 a 12 kW (37)
  4. de 12 a 15 kW (36)
  5. Más de 15 kW (14)
Fabricante
  1. Eider Biomasa (3)
  2. Invicta (11)
Rango superfície a climatizar
  1. De 51 a 80 m² (11)
  2. De 81 a 100 m² (11)
  3. Más de 100 m² (13)
Clase Energética
  1. A+ (3)
Precio
0 € 2535 € 0 € hasta 2535 €

En Climmatic podrá comprar estufas de leña tradicionales hasta los modelos más innovadores de la mejor calidad. Modelos de doble y triple combustión para una mayor eficiencia y ahorro en el consumo. Y fabricados siguiendo la normativa EcoDesign, con materiales como el acero o el resistente y duradero hierro fundido. Nuestras estufas de leña son un sistema rápido de calefacción para su hogar, que se adapta fácilmente a diferentes espacios. Disponemos de estufas rinconeras, colgantes, modulares, canalizables... Además, contamos con estufas con horno ideales para calentar y cocinar con el intenso sabor de la leña. En Climmatic tenemos un equipo de asesoramiento profesional que le ayudará a elegir la mejor estufa de leña para usted. Trabajamos con las marcas más reconocidas del sector como Bronpi o Panadero. No lo dude, consulte nuestros competitivos precios y contáctenos en caso de duda.


Estufas de leña

 

Las estufas de leña son aparatos de calefacción para el hogar que utilizan la madera a modo de combustible. Su función calefactora es ideal para aclimatar ciertas estancias o habitaciones de su vivienda, actuando como soporte complementario del equipo de calefacción principal. Aunque, existen modelos de mayor potencia capaces de calentar toda una superficie, pudiendo funcionar como único sistema calefactor.

 

Las estufas de leñas constituyen un excelente apoyo de climatización para hogares o, incluso para segundas viviendas, casetas o naves. A diferencia de las estufas eléctricas y las de gas, las de leña tienen un funcionamiento ecológico, que se ha incrementado debido a la Normativa EcoDesign de 2022. Suponen, además, un ahorro económico muy significativo al estar consideradas un aparato de climatización de bajo consumo. Ahorrará hasta 5 veces más con su estufa de leña que con cualquier modelo de radiador de aceite o de estufa eléctrica.

 

En nuestro catálogo encontrará una amplia variedad de estufas de leña. Desde modelos más sencillos y humildes, ideales para estancias pequeñas, hasta propuestas con potencia superior, perfectas para actuar como fuentes de calor adicionales. Comprobará que presumimos de un abanico de modelos muy extenso, con múltiples diseños y fabricantes, para facilitarle la búsqueda de la estufa de leña idónea.

 

Ilustración diferentes modelos de estufas de leña

 

 

 

 

Factores a considerar a la hora de elegir una estufa de leña

 

A la hora de elegir modelo, debe tener en cuenta ciertos aspectos fundamentales que determinarán la eficiencia de la estufa en su vivienda.

 

 

 

 

Materiales de fabricación de una estufa de leña

 

Los materiales empleados para la construcción de las estufas de leña suelen determinar ciertos parámetros de funcionalidad y estética. Mientras que las estufas de hierro fundido suelen ser más resistentes y están caracterizadas por un diseño más clásico y rústico, las de acero suelen tener una estética más moderna.

 

 

Estufas Hierro fundido

 

El material empleado para la fabricación de este tipo de aparatos de calefacción, históricamente, ha sido el hierro fundido. Su fabricación solía tener lugar en empresas de fundición que empleaban moldes para la producción de estufas de leña en series.

 

Las estufas de hierro fundido tienen un diseño más robusto y una funcionalidad más duradera debido a la gran resistencia del material frente a las altas temperaturas. De hecho, el hierro suele estar mejor capacitado para soportar el calor, por lo que permite alcanzar temperaturas más elevadas. Además, presentan una inercia elevada, lo que repercute en que, pese a que tardan más en calentarse, el calor perdura más en el tiempo una vez se apaga la estufa.

 

Las estufas de leña, con un cuerpo más espeso y, por tanto, más pesado, tardan más en absorber el calor. Su método de transferencia de calor es por radiación, lo que, a grandes rasgos, significa que emite calor directo y constante en sus inmediaciones. En otras palabras, el calor que genera no se distribuye uniformemente por la estancia, si no que existe un mayor impacto en su área más cercana. Al calentar por radiación, el espacio útil de la estufa es mayor, por lo que cualquier objeto decorativo, persona o mueble deberá estar situado a una distancia de 1 m.

 

Material robusto y resistente.

Capaz de alcanzar temperaturas muy elevadas.

Excelente inercia térmica (conservación del calor).

Calor directo e intenso en sus inmediaciones.

Estructura pesada difícil de instalar.

Transmisión de calor por radiación.

 

Estufas Acero

 

Las estufas de acero suelen ser más livianas debido a la constitución de su material, notablemente más ligero. Además, presentan diseños estéticos más modernos, con acabados atractivos y de gran variedad.

 

Su material más ligero provoca una menor inercia. Las estufas de acero calientan rápidamente, con una distribución de calor homogénea por toda la estancia. No obstante, una vez se detiene su funcionamiento, se enfrían antes. En comparación con las estufas de leña, son menos eficientes en cuanto a la restitución del calor. Además, su resistencia térmica es más baja, por lo que no alcanza temperaturas demasiado elevadas. Esta característica, permite reducir el margen de espacio de seguridad entre la estufa y los objetos del hogar.

 

Transmiten el calor por convección, lo que implica que la calidez se distribuye de manera igualitaria por todo el volumen de la estancia. Incorporan una cámara de aire que rodea la cámara de combustión. Favorece a que el aire frío acceda por la parte inferior de la estufa y se expulse por la parte superior, ya calentado. Generando un ciclo natural de convección.

 

Material ligero con acabados modernos.

Facilidad de instalación.

Modelos más económicos.

Rápido alcance de la temperatura deseada.

Distribución equitativa del calor por toda la habitación.

Baja eficiencia en cuanto a la restitución del calor.

Transmisión de calor por convección.

 

No existe un tipo de estufa de leña mejor que otro. Los dos materiales posibilitan la existencia de aparatos de calefacción con distintas funcionalidades, concebidos para adaptarse a unas u otras necesidades. Por lo que le recomendamos que, elija el material en función la frecuencia de uso que pretenda darle a la estufa.

 

 

Transmisión de calor de las estufas de leña

 

Existen dos sistemas de transmisión de calor. Uno, más directo e intenso; el otro, más uniforme y lento. Estos métodos de transferencia de calor suelen estar relacionados con el material de la estufa. Puesto que cada material tiene unas características más compatibles con un sistema u otro.

 

 

Estufas por radiación

 

Las estufas de leña que transmiten calor por radiación, emiten un calor intenso y directo de gran magnitud.

 

Las estufas por radiación tardan más en calentar el volumen total de la estancia. Aunque suelen calentar rápidamente la zona de su alrededor, debido al calor directo e intenso que emiten. Su sistema de propagación de calor consiste en transferir calor a los objetos que rodean la estufa. De manera que éstos reflejan el calor absorbido a los objetos de sus cercaniacute;as, y así sucesivamente hasta calentar toda la estancia. Estas estufas calientan todas las esquinas y rincones de una habitación, creando un ambiente cálido y acogedor, aunque les lleve algún tiempo conseguirlo. Es importante destacar que, las inmediaciones de la estufa siempre disfrutarán de una temperatura más elevada que la zona de la estancia más alejada.

 

Esquema ilustración estufa de leña por radiación

 

 

Esquema ilustración estufa de leña por convección
Estufas por convección

 

Transmisión de calor uniforme mediante una circulación natural del aire.

 

El rasgo principal que diferencia las estufas de convección de las de radiación es la rapidez de calentamiento. Las estufas de convección integran una cámara de aire que rodea la cámara de combustión dónde arde el fuego. Esta cámara constituye un canal por donde circula el aire. El aire accede por la parte inferior de la estufa, y sube hacia la parte superior, calentándose durante el recorrido. Una salida, colocada en la parte alta de la estufa, permite al aire salir del interior de la cámara. El aire se filtra al exterior, calentando el espacio donde es liberado.

 

Se consigue crear un ciclo de convección natural en el que el aire caliente sale expulsado de la estufa y circula, en una corriente de aire, por toda la estancia. Cuando regresa a la estufa, ya se ha enfriado, por lo que vuelve a experimentar todo el proceso de calentamiento.

 

Aprovecha el sistema natural de que el aire caliente permanece en niveles superiores, mientras que el aire frío desciende hasta niveles inferiores, para crear una corriente de aire natural. Gracias a este principio, se garantiza un calentamiento por capas de calor en toda la estancia, de forma equitativa.

 

Su potencia de calor es menor que en las estufas de radiación, lo que permite reducir el espacio de seguridad entre estufa y muebles.

 

 

 

 

Material revestimiento interno cámara de combustión

 

La cámara de combustión es el hogar de la estufa. Constituye el hueco donde se colocan los leños para su futura combustión. Es importante, por tanto, que tenga ciertas características que la definan como una caja estanca, de alta resistencia térmica y longeva.

 

Tradicionalmente, el material utilizado para la fabricación de la c&aacue;mara de combustión era el mismo que se empleaba durante la construcción de la estructura de la estufa: el hierro fundido. Sin embargo, el hierro ha sido testigo de cómo nuevos sustitutos aparecían a lo largo de los años.

 

 

Hierro fundido: Presume de excelentes resultados en cuanto a inercia y aislamiento térmico. Permite alcanzar una temperatura elevada, optimizando el uso del combustible. Aunque supone un extra de peso que complica su manejo e instalación.

 

Vermiculita: Un mineral compuesto por hierro, aluminio y magnesio que conforma un conjunto de láminas en color pardo. Sus fantásticas propiedades de transmisión de calor han hecho que sea un material muy popular y demandado. Además, es un maravilloso aislante térmico, puesto que refleja el calor del fuego y aumenta su dispersión. Lo que supone un mejor aprovechamiento de la leña al reducir la cantidad de combustible necesario para alcanzar la temperatura deseada.

 

 

 

 

Estufas de leña de doble y triple combustión

 

La combustión es el proceso de creación de energía empleando un combustible y el fuego. La combustión que sucede en chimeneas y estufas de leña genera una energía calorífica que la vivienda aprovecha para aclimatar su interior.

 

Todas las estufas emiten una primera combustión que se produce cuando el fuego quema la leña. En esta primera reacción, se liberan un gran número de gases tóxicos que, en caso de no realizar ninguna acción adicional, se liberan en la atmósfera.

 

 

Ilustración estufa de leña de única combustión

 

Primera combustión

 

Consiste en permitir la entrada de una corriente de aire a través del cajón de recogida de ceniza o del tiro de aire. La combustión será más o menos intensa en función la cantidad de flujo de aire que se deje entrar. A mayor apertura, mayor cantidad de aire y mayor intensidad de llama.

 

Ilustración estufa de leña de doble combustión

 

Doble combustión

 

La estufa integra una segunda cámara de aire por la cual circula una segunda corriente de aire. El aire sigue penetrando a través del tiro de aire, pero puede acceder al interior de la cámara de combustión por dos entradas. La primera, situada en la base de la estufa, provoca una combustión inicial. La segunda, situada a la altura de las llamas del fuego, permite la segunda combustión. El flujo de aire penetra, en un estado de precalentamiento, y reacciona con los gases emitidos por la primera combustión. Este contacto genera la segunda combustión. En la que, además de generar calor, reduce el porcentaje de gases tóxicos que se liberan en la atmósfera.

 

Ilustración estufa de leña de triple combustión

 

Triple combustión

 

En la segunda cámara de aire, se introduce una tercera entrada de aire para generar una tercera combustión. La cámara de aire permite que el aire circule alrededor de la cámara de combustión y se precaliente en el proceso. De esta manera, cuando penetra en el interior de dicha cámara, la combustión que genera es mucho más potente. Con esta tercera combustión supone un ahorro de leños, puesto que con menos cantidad de combustible se consigue obtener un incremento de temperatura en menor tiempo. Eficiencia energética y ahorro económico. Además de reducir, significativamente, la tasa de residuos tóxicos liberados en la atmósfera.

 

 

 

 

 

Necesidades de calentamiento de la vivienda

 

Dependiendo el tipo de vivienda o la estancia a calentar, será más recomendable elegir un modelo de estufa u otro. Debe adquirir la estufa en función si quiere darle un uso de sistema de calefacción principal o complementario.

 

Existen modelos con mayor potencia calorífica, capaces de calentar mayor superficie, ideales para viviendas de una única planta y de dimensiones pequeñas. Por el contrario, como equipo adicional al sistema de calefacción principal de su hogar, una estufa de menor potencia sería idónea.

 

Para elegir estufa de leña en función las características de su domicilio, debe tener en cuenta:

 

La potencia calorífica: La potencia producida para calentar de forma eficiente una habitación o estancia. Tiene en cuenta todos los factores que influyen en la temperatura de la vivienda (elementos aislantes, espacio a calentar, orientenación de la vivienda y zona climática).

 

Rendimiento: Relación entre energía consumida y la restituida. A mayor rendimiento, más económico resulta su funcionamiento.

 

Autonomía: Tiempo de funcionamiento de la estufa.

 

Ventilación: Un ventilador auxiliar ayudará a distribuir el calor más rápidamente por la estancia.

 

Extras: Como cocina, horno calienta-platos… Para darle mayor uso a la estufa y al calor producido.

 

 

 

 

Ilustración instalación estufa de leña

¿Cómo funciona una estufa de leña?

El funcionamiento de las estufas de leña consiste en quemar la madera, que sirve como combustible, y desechar el humo generado por una chimenea. Por ese motivo, la estufa cuenta con dos entradas de aire: la de combustión y la de post-combustión. Al contrario de lo que se cree, el calor no se genera al prender fuego a la leña. De hecho, el calor se produce por un efecto de combustión que nace de la liberación de gases combustibles, fruto de alcanzar elevadas temperaturas al quemar la madera.

 

Aire primario: Flujo de aire necesario para producir la combustión de la madera. Esta primera corriente de aire permite mantener viva la llama e incluso, regular su intensidad. Penetra a través de un tiro de aire o del cajón cenicero de la estufa. Para aumentar o disminuir la intensidad de llama, se deberá aumentar más o menos la apertura del cajón o del tiro.

 

Aire secundario: Corriente de aire que entra por la parte superior de la estufa. Tiene la misión de incrementar el rendimiento de la estufa al favorecer el proceso de post-combustión.

 

 

 

¿De qué partes de las estufas de leña?

 

Estructura: Cuerpo de hierro fundido o acero que alberga los demás componentes.

 

Cámara de combustión: Caja estanca que almacena los leños que posteriormente prenderán fuego. Tiene un revestimiento interno de materiales aislantes y de alta resistencia térmica.

 

Cámara de aire: Rodea la cámara de combustión de las estufas por convección. Permiten el acceso del aire por la zona inferior del aparato, y sitúan el orificio de salida en la zona superior.

 

Doble cámara de aire: Suele estar presente en algunos modelos de estufas. Permite la circulación de una corriente de aire secundaria que proporciona la segunda y hasta una tercera combustión.

 

Puerta: Acristalada y con una junta de sellado que la mantiene cerrada. Suele estar fabricada con el mismo material que la estructura de la estufa. Da acceso al interior de la cámara de combustión. Durante el rato que el fuego permanezca activo, es importante mantenerla cerrada. A menos que se quiera realizar una recarga de combustible.

 

Chimenea: Un conjunto de conductos de ventilación unen la cámara de combustión con la chimenea. Permiten expulsar los gases generados por la quema del combustible hacia el exterior.

 

Deflector de humos: Regula la salida del humo. Para que las condiciones climatológicas del exterior no reduzcan el nivel de calor del interior.

 

Ventilador (adicional): Favorece una mejor distribución del calor producido. Impulsa el calor por la estancia consiguiendo una repartición más rápida y equitativa por la estancia.

 

Leñero (adicional): Compartimento de la estufa que permite guardar y conservar cierta cantidad de troncos.

 

 

 

 

Estufas de leña con sello EcoDesign

 

La normativa EcoDesign obliga a fabricantes y distribuidores a comercializar aparatos de calefacción local de combustible sólido, como estufas de leña y de pellets, que se caractericen por su diseño sostenible.

 

En Climmatic únicamente encontrará estufas que se hayan diseñado teniendo en cuenta los requisitos que demanda la normativa EcoDesign. El sello distintivo las cataloga como aparatos de calefacción sostenibles y ecológicos. Nuestras estufas son de alto rendimiento y emiten la mínima cantidad de partículas contaminantes.

 

El diseño EcoDesign busca crear unos aparatos de calefacción más benévolos con el medioambiente. Por lo que obliga a fabricantes a aplicar ciertos cambios en la estructura funcional de las estufas de leña, de pellets y chimeneas. Observará que todas las estufas incorporan cambios en su cámara de combustión, para lograr una eficiencia mayor durante la quema de leños. Todas las estufas realizan una doble o hasta triple combustión.

Si desea descubrir todos los cambios de diseño que ampara esta nueva ley, no dude en visitar nuestro post explicativo. Allí podrá informarse, profundamente, de los detalles de la normativa EcoDesign.

Sello EcoDesign

 

 

Envío gratis a partir de 200€
Ver condiciones
Asesoramiento personalizado
Estamos a su disposición
Pago online con seguridad SSL
Distribuidores oficiales primeras marcas
100% Garantía de Satisfacción
El mejor precio online
¡Garantizado!
Somos especialistas del Sector
Facilidades de pago
financiación y contra reembolso
Intrucciones y consejos en nuestro BLOG
Servicio Postventa oficial
Asistencia garantizada
 
Gestión de Cookies